Benefíciate de Nuestros Descuentos Web

La hormona cortisol es vital para varias funciones en el cuerpo humano, existe una fuerte correlación entre los niveles de cortisol y condiciones relacionadas con estrés (1-3), el cortisol es una hormona esteroidea hecha por las glándulas adrenales. Entre sus funciones importantes en el cuerpo se encuentra la regulación de la presión sanguínea y la función cardiovascular así como la regulación del uso de proteínas, carbohidratos y grasas en el cuerpo humano. Los niveles de cortisol aumentan cuando se presentan situaciones de estrés en el cuerpo, sea este físico (enfermedad, trauma, cirugía o temperaturas extremas) o psicológicas. Cuando el cortisol se secreta, provoca la degradación de proteínas musculares, lo que da lugar a aumento de aminoácidos en la sangre. Estos aminoácidos son usados por el hígado para producir glucosa para energía a través del proceso conocido como gluconeogénesis. Este proceso aumenta los niveles de glucosa sanguínea para que el sistema nervioso tenga más cantidad de glucosa para obtención de energía. El cortisol también produce liberación de ácidos grasos que son utilizados como fuente de energía por los músculos. Todos estos efectos preparan al individuo para que le haga frente a la situación estresante y para que el cerebro tenga más glucosa para su uso. El cortisol es el glucocorticoide más potente que se produce en el cuerpo, es sintetizado a partir de colesterol, y su producción es estimulada por ACTH ( hormona adrenocorticotrópica) que a su vez es regulada por el Factor Regulador de Corticotrofina (CRF). Tanto ACTH como CRF son inhibidos por altas concentraciones de cortisol por retroalimentación negativa. A través de receptores intracelulares específicos el cortisol afecta numerosos sistemas fisiológicos incluyendo la función inmune, contra regulación de la glucosa, tono vascular y metabolismo óseo. Niveles elevados de cortisol y fallo de variación diurna en sus niveles se describe como síndrome de Cushing, en el que se encuentra hipersecreción de ACTH. En pacientes con tumores en las glándulas adrenales también se han descrito con niveles aumentados de cortisol. Por otra parte niveles disminuidos de cortisol se ven en insuficiencia adrenal primaria (hipoplasia adrenal, enfermedad de Addison y deficiencia de ACTH. Debido a la variación circadiana diurna del cortisol no siempre es fácil distinguir los niveles normales de los alterados en cortisol por lo que se recomienda recoger muestras durante varios días. La saliva es un excelente medio para medir hormonas esteroideas pues difunde a los tejidos del organismo y a la saliva. La mayor parte del cortisol (90-99%) que circula en la sangre está unido a proteínas y globulinas específicas, por lo que los tejidos no tienen acceso a ellas. Dado que las hormonas esteroideas son de bajo peso molecular y no polares, permite que difundan fácilmente a la saliva, los que están unidos a globulinas o proteínas son muy grandes y no pueden hacerlo.

Para más información, contacte con el departamento de administración de Teletest en el 93 415 44 27 o a través del siguiente formulario de contacto.